martes, 19 de abril de 2016


CUENTO DE UN HÉROE

Se despertó Juan una mañana calurosa de verano en su casa, se preparó una tostada de mermelada de frambuesa cuando un olor a quemao le interrumpió sus pensamientos, curioso por saber lo que era dejó la tostada en la mesa y salió a la calle. Vió salir mucho huma de la casa de su vecina Alba. Asustado y sorprendido llamó a la puerta sin respuesta, entonces se le ocurrió llamarla por teléfono. A las cinco segundos la mujer le contestó:
-¿Alba dónde estás?
-¿Juan eres tú? Estoy en el super? ¿Ha pasado algo?
-Ven lo antes posible, creo que tu casa está ardiendo.
-¿Cómo? Salgo ahora mismo para allá.
-Vale, iré forzando la puerta para entrar.
(Llamada finalizada)
Juan cogió una radiografía para abrir la puerta, cerca de 7 min consiguió abrirla. El olor venía de la cocina. Corriendo cogió el cubo de la fregona, lo llenó de agua y se lo echó a la cortina.


El fuego había sido provocado por el calentador que lo había dejado encendido y se le cayó una hoja de papel que tenía en la mesa encima. Al poco llegó Alba, le dió las gracias por todo y Juan se sintió como un héroe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario