viernes, 16 de junio de 2017

Mitos del amor romántico
Con el paso de los años se han detectado una serie de mitos o falsas creencias muy extendidas que hablan sobre como debe ser el amor.

Los más conocidos son los siguientes:
El de la falacia del cambio por amor, dice que supuestamente cuando encuentras a una persona cambias de personalidad y te comportas de manera diferente.
El mito de la media naranja, cuenta que los seres humanos somos la mitad o estamos incompletos y por ello estamos obligados a encontrar otra mitad (persona) si queremos completarnos.
El mito de la fidelidad, es una creencia de que todos los deseos pasionales, románticos y eróticos deben satisfacerse con la misma persona, la propia pareja, si esque se la ama de verdad.
El mito de la fidelidad o exclusividad, dice que es imposible estar enamorado de dos personas a la vez.
El mito del emparejamiento, es una creencia de que la pareja (heterosexual) es algo natural y universal y a lo largo de las culturas se ha seguido pensando que solo se puede estar con una sola persona.
La falacia de la entrega total, es una creencia que se entiende al amor como despersonalización y dice que si se ama de verdad, debe renunciarse a la intimidad.
El mito de los celos, es una creencia de que los celos son un signo de amor muy importante, y que si no se siente es que no se ama de verdad a la otra persona.
El mito de la omnipotencia, es una falsa creencia de que el amor lo puede todo y por tanto si hay verdadero amor no deben influir los obstáculos externos o internos sobre la pareja, y es suficiente con el amor para superar todos los obstáculos.


El mito que más suele influir en nosotros es el de la media naranja, PUNTO en mi opinión todas las personas somos ya completas, creo que nuestra felicidad entera está en nosotros mismos y por lo tanto no necesitamos medias naranjas (personas) ni mitades para completarnos. A much@s les afecta, porque piensan que solas no son felices y como dice el mito están sin completar, no hay que dejarse llevar por lo que piense la gente o las creencias de la sociedad, cuando uno se encuentra en sí mismo ya es una “naranja entera”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario